fbpx

Pretensiones salariales alcanzan los S/ 3,074 por dinamismo en puestos de jefe

Las pretensiones salariales de los peruanos que buscan empleo se ubicaron en S/ 3,074 en promedio (S/ por mes, bruto) en octubre, según información de Bumeran compartida en exclusiva con Gestión. Con esto, se mantiene lejos del salario requerido de S/ 3,135 en promedio con el que cerró diciembre del 2022, pero registra un ligero incremento respecto a septiembre último (S/ 3,062).

Un tema que llama la atención es que mientras el salario requerido para puestos juniors – buscados principalmente por los más jóvenes- y seniors/semiseniors prácticamente se ha estancado, hay mayor dinamismo cuando se revisan las posiciones de jefe/supervisor, donde las pretensiones salariales cada vez se acercan más a los S/ 5,500 mensuales en promedio.

Dora Pinedo, jefe de marketing de Bumeran Perú, explica a Gestión que “la principal razón es el ahorro de tiempo en la capacitación de nuevo personal más junior”. “Muchas empresas están optando por contratar o aumentar el rango salarial de personal con mayor experiencia para darle mayores responsabilidades sin tener que esperar que la curva de aprendizaje sea muy amplia, y en consecuencia, los resultados demoren más de lo esperado”, resalta.

Agrega que la oferta de candidatos con menor seniority es más abundante en el Perú, por lo que las empresas sienten menos presión para aumentar los salarios en esos casos.

Negociar salarios

Cuando Bumeran habla de pretensiones salariales encierra dos conceptos: lo que quiere ganar la persona que busca un empleo, así como lo que ofrece la empresa para el puesto. Con esto en
mente, salta la pregunta si hoy en día, a puertas de terminar el año, y en medio de un 2023 de recesión, ¿hay espacio para negociar salarios entre el postulante y la compañía?

Pinedo considera que la negociación de salarios siempre estará sujeta a la demanda de profesionales: cuanto menos personas especializadas se tenga en algo y más lo requiera el mercado, el espacio para negociar es mayor. “Por ello se debe comprender las condiciones del mercado laboral de acuerdo con la industria. Si hay escasez de profesionales con ciertas habilidades, estos pueden tener más margen para negociar”, anota.

Añadió que en el caso de las empresas formales en el Perú, existe aún un espacio para negociar el aumento salarial, independientemente del seniority, pero “se tiene que ser cauteloso en esa
solicitud ya que dependerá del rubro y el contexto en el que se encuentre, ya sea que pueda verse afectado ante fenómenos climáticos¿ o porque estos mismos hagan que la demanda de ciertos servicios aumenten”.

Puestos de trabajo

En el segmento jefe/supervisor, las posiciones en tecnología y sistemas es donde se registra el mayor salario pretendido con S/ 8,500. En el segmento senior/semisenior, las postulaciones
para cubrir puestos testing, QA, QC (tecnología y sistemas) registran la mayor pretensión salarial con S/ 5,000. En el segmento junior, el puesto de liderazgo de proyecto es el que registra la pretensión salarial más alta (S/ 3,800).

Cabe mencionar que Bumeran revisa el volumen de avisos de empleo y la demanda por estos puestos se compone por: venta (19.6%), comercial (18.83%), administración (3.82%), atención al cliente (3.47%), entre otros.

Pinedo cuenta que durante los últimos años ha ido creciendo la demanda de puestos en las áreas tecnológicas, y el 2024 no será diferente. Sin embargo, esto no se da solo para carreras especializadas en esta materia, sino que las especializaciones y actualizaciones que tengan los profesionales para adoptar la tecnología e implementarlas a sus áreas de trabajo, tal como se hace con la IA, “será un gran diferenciador”.

“Aún así, hay que mencionar que las áreas comerciales siempre estarán entre las más demandadas en todo el año por las diversas campañas que se realizan a lo largo de los meses, por lo que siempre van a destacarse entre la oferta laboral”, argumenta.

El salario requerido en medio de El Niño

Con El Niño previsto para el verano del 2024, se le consultó a la ejecutiva de Bumeran si habría un deterioro o se estancarían las pretensiones salariales en la primera parte del próximo año. Para ella, esto no se dará en todas las áreas.

“Entre las que más se verán afectadas está el sector agrícola, transporte y turismo, los cuales sí podrían sufrir una variación en los salarios, e incluso en el número de trabajadores”, considera.

Sin embargo, añade, en razón de esta misma situación, áreas como la de sostenibilidad, logística, infraestructura podrían tener más demanda de profesionales en las diferentes regiones del país, principalmente las más afectadas por este fenómeno.

Fuente : Diario Gestión

 

  • tab 1

Conoce nuestros próximos cursos