fbpx

Séptimo retiro de AFP afectaría a 325,000 afiliados de más de 60 años

La superintendente de la SBS afirma que un nuevo retiro afectará el fondo de los que no tocaron sus ahorros previsionales y están próximos a jubilarse.

Banco, cajas municipales, cajas rurales y financieras no están preparados para gestionar fondos de pensiones pues tienen un portafolio de inversiones reducido, sostiene la
superintendente de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), Socorro Heysen. Considera factible adecuar frecuencia de aportes a fondos previsionales a la generación de ingresos de independientes e informales.

¿Qué opinión tiene la SBS sobre la propuesta del Ejecutivo para la reforma del sistema de pensiones? ¿Se trabajó en consenso con la SBS?

La reforma tiene muchos puntos positivos y es estrictamente necesaria e impostergable. Hemos sido parte de la comisión que trabajó el proyecto de reforma. Hay algunos detalles con los que probablemente no estamos de acuerdo, porque en toda comisión siempre hay consensos y elementos que se aprueban por mayoría y no por consenso.

¿Qué se podría ajustar, desde el punto de vista de la SBS?

La reforma propone que, si la persona a los 19 años no ha elegido el sistema de pensiones, se afilie por default al sistema público, que es de reparto; y eso es alterar el default actual, según el cual las personas que no elijen se afilian al sistema privado. La diferencia no es entre público y privado, sino entre cuentas individuales y sistema de reparto. Desde mi punto de vista, es mejor un sistema de cuentas individuales que uno de reparto. Si a las personas que no han elegido, se les afilia –por default- al sistema de reparto, se va a generar problemas de largo plazo y financiamiento. Para mí, el default debe ser de cuenta individuales. Eso hay que cambiarlo (en la propuesta del Ejecutivo).

Hay preocupación en las AFP por el sistema de licitaciones, que obliga a los nuevos afiliados a ir a determinada AFP.

El sistema de licitación ha funcionado bien. Ha servido en los últimos años para bajar las comisiones de todos los afiliados que estamos en la comisión por saldo. Ha habido una baja importante en los costos de comisiones y en los gastos de las AFP, porque al ir todos los afiliados a una AFP, el personal de ventas no tiene que ir persiguiendo para afiliar.
Antes el gasto comercial representaba el 70% de la estructura de costos, pero ahora es 25%. ¿Qué falta desde el lado de las comisiones? Los afiliados que están en la comisión por flujo, a los que se le cobra la comisión por remuneración. Esas comisiones no han bajado en los últimos años; no han sido parte de las licitaciones. Tenemos una propuesta de una licitación voluntaria, parcial y gradual para este grupo de afiliados, para impulsar la baja de comisiones también para este grupo. Pero poner como default al sistema de reparto, afectará la licitación, porque habrá menos personas por afiliar, pues ya estarán todas afiliadas a los 18 años al sistema de reparto.

¿Cuándo se podría dar esa licitación para los afiliados que hoy
están en la comisión por flujo?

Si se aprueba la ley, tiene que emitirse el reglamento, y de ahí se desarrolla la regulación. No va a pasar antes de dos años.

Nuevos competidores en sistema de pensiones

¿Y es realista en la reforma abrir la cancha a otros jugadores?

Eso tiene pros y contras. Tiene la ventaja de generar más competencia, que podría ayudar a bajar comisiones y generar más rentabilidad, pero el problema es que hay una serie de entidades cuyo negocio no es ese.

Entonces abrir a bancos, cajas municipales, cajas rurales o financieras, que no están preparadas para hacer el tipo de trabajo que se hace para pagar una pension. El portafolio de inversiones de las entidades financieras es mínimo. Y si abrimos a todas las cajas, todos los bancos, cada uno va a tener un poco del fondo de pensiones para administrar.
¿Se va a generar un portafolio de inversiones balanceado para las 10 personas que se van a afiliar a cada entidad? No se justifica. De quéestamos hablando. Me parece que se está vendiendo humo.

Pero es parte de la propuesta del Ejecutivo.
No sé. No me acordaba de ese detalle.

¿Qué tipo de entidad sí estaría en condiciones de manejar fondos de pensiones y competir con las AFP? ¿Las aseguradoras?

Las aseguradoras tienen un esquema de manejo de portafolio distinto. Si frenamos los retiros, logramos un sistema con incentivos para que haya aportes de los independientes e informales, y aumentamos el tamaño y número de afiliados del sistema, tendremos un portafolio mucho más grande para ser administrado. Ese portafolio va a atraer a nuevos jugadores, y la competencia se va a generar de manera natural. No se trata de forzar la competencia. Tenemos la población suficiente en el país, para que con un buen diseño del sistema de pensiones, este tenga dos o tres jugadores más.

Aportes a AFP de trabajadores independientes

Ahora que en la reforma se propone que independientes e informales aporten al sistema de pensiones, ¿se podría permitir que la frecuencia de aportes se adecue a la
posibilidad de estos trabajadores?

Creo que sí. Tendríamos que mudarnos a un sistema de pensiones que no piense en que el afiliado es un asalariado, sino en la diversidad de afiliados. Eso es perfectamente factible en una reforma. Pueden ser aportes semanales, o cada trimestre. Depende de la regularidad de los ingresos de la persona. Se debería generar una arquitectura que facilite ese tipo de aportes.

El Congreso, ante una situación tan complicada, sigue
apostando por un séptimo retiro de fondos de AFP. ¿Qué tan
profundo puede ser su impacto?

Con los seis retiros anteriores, cada afiliado retiró S/ 60,000. En total salieron S/ 88,000 millones, y eso implica que los afiliados dejan de pagar el 4.5% por Essalud. Son S/ 4,000 millones que, a valor presente, va a dejar de recibir Essalud. Con este séptimo retiro saldrían S/ 29,000 millones. Pero el 82% de los afiliados tiene menos de una UIT (S/ 4,950) en su fondo. No tiene sentido ese proyecto de ley.

Hasta qué punto el Sistema Privado de Pensiones puede seguir resistiendo retiros. ¿En qué momento se volverá insostenible?

Cuanto más fondos se retiran hay una serie de efectos de corto y largo plazo. Los de largo plazo tiene que ver con la mayor probabilidad de que las personas sean pobres durante su vejez; y también está la menor posibilidad de crecimiento de largo plazo del país, así como una mayor probabilidad de que nos retiren el grado de inversión. Esos fondos sirven para financiar inversiones de largo plazo en el país. En el corto plazo tenemos impacto sobre los portafolios del sistema de pensiones. Cuanto hay retiros de fondos, primero las AFP usan los activos más líquidos, que a veces son los más rentables. La lógica de un portafolio de pensiones es proyectar de acuerdo a la edad en que la población se jubila. Hay personas que no retiraron y que se van a jubilar pronto, pero como los
otros retiraron fondos, la estructura del portafolio de las AFP quedará desbalanceada. Entonces se afecta en el corto plazo a personas que están muy cercanas a la edad de jubilación.

¿Cuántas son las personas que estando próximas a jubilarse, tienen un fondo cuya rentabilidad se afectará por el séptimo retiro?

Hay 633,000 personas mayores de 50 años que podrían afectarse por un nuevo retiro. Y son 325,000 los mayores de 60 años que también se afectarían.

Fuente : Diario Gestión

  • tab 1

Conoce nuestros próximos cursos